cuaderno de rutas planetazul
INICIO | Asturias | Picos de Europa | Gredos | Guadarrama | Montaña Palentina | León | Zamora | Salamanca | Valladolid
         
 
Publicidad
Si pinchas en la publicidad ayudas a mantener esta web y a ti no te cuesta nada
Recetas de tarta de chocolate
Ideas, trucos y consejos
 
Publicidad
Si pinchas en la publicidad ayudas a mantener esta web y a ti no te cuesta nada
 
 
Publicidad
Si pinchas en la publicidad ayudas a mantener esta web y a ti no te cuesta nada
 
 
Publicidad
Si pinchas en la publicidad ayudas a mantener esta web y a ti no te cuesta nada
 
 
Publicidad
Si pinchas en la publicidad ayudas a mantener esta web y a ti no te cuesta nada
 
 
Publicidad
Si pinchas en la publicidad ayudas a mantener esta web y a ti no te cuesta nada
 
 
Publicidad
Si pinchas en la publicidad ayudas a mantener esta web y a ti no te cuesta nada
 
 
 
 
  El Chorro de Las Batuecas
 
Síguenos en Facebook
 
  DIFICULTAD: baja/media   Ver mapa de acceso  
  DISTANCIA: 11 Km. (ida y vuelta)   Ver mapa de la ruta  
  TIEMPO: 3h. 45min. (ida y vuelta)   Descargar track GPS  
 
ACCESOS: Desde la provincia de Salamanca accedemos desde el pintoresco pueblo de La Alberca a través de la tortuosa carretera SA-201. Un par de kilómetros antes de cruzar a la provincia de Cáceres a la altura de una curva cerrada sale a nuestra derecha un camino que en unos metros nos deja a las puertas del monasterio Carmelita donde dejaremos el coche en un pequeño parking.
Desde la provincia de Cáceres accedemos a través de la carretera EX-367 y tras pasar por la localidad de Las Mestas cruzamos a la provincia de Salamanca y en un par de kilómetros nos encontramos con la citada curva en la que a nuestra izquierda sale el camino hasta el monasterio.
 
 
  BOLETÍN DE NOVEDADES  
  Suscríbete y recibe por email todas las novedades de nuestro cuaderno de rutas
NOMBRE:
EMAIL:
 
   
 
  El tiempo en Las Batuecas
   
 
     
 
 
Esta ruta se encuadra en el Parque Natural de las Batuecas en la salmantina Sierra de Francia, colindando ya con la provincia de Cáceres y comenzando junto al Monasterio de San José de las Batuecas. No es de extrañar que los Carmelitas eligieran éste enclave como lugar de retiro y oración, pues su tranquilidad, belleza y aislamiento no son propias de éste mundo.
Las cristalinas aguas del río Batuecas han ido labrando éste hermoso valle plagado de espesa vegetación. En nuestro caminar nos acompañarán entre otros ejemplares, encinas, robles, quejigos y sobre todo alcornoques, que todavía son explotados para aprovechar su corcho.
Entre la fauna que encontraremos se halla el buitre negro y la cabra montés que además veremos dibujada en los abrigos de pinturas rupestres que aún se conservan junto al camino y que protegidos por una valla se resguardan de la acción del hombre. También se sospecha la existencia del Lince Ibérico dentro de los límites del parque natural.
 
     
 
  Recorrido
 
     
 
En primer lugar hay que reseñar que solo se encuentra señalizada la primera parte de la ruta con marcas verdes y blancas, que corresponde con la ruta de visita a los abrigos de pinturas rupestres que encontraremos por el camino. A partir de la visita al segundo abrigo rupestre el sendero está señalizado con hitos de piedras, aunque el sendero está muy bien marcado en todo momento.
 
 
Situados frente al Monasterio de San José tomamos el sendero que parte a la izquierda de la puerta de éste donde podemos ver el cartel de señalización de la ruta de las pinturas rupestres y que inmediatamente nos sitúa a la vereda del río Batuecas.
 
Inici de la ruta junto al monasterio
     
 
El sendero avanza bordeando la tapia del monasterio y en un primer tramo caminamos sobre un entramado de raíces al descubierto de los grandes árboles que nos rodean. Nos toparemos entre otros con un aromático eucalipto y un tejo, ambos gigantes y centenarios.
 
Entramado de raíces al comienzo de la ruta
     
 
El sendero sigue bordeando la muralla del monasterio y nos sitúa detrás de éste donde inmediatamente después de cruzar un puente sobre un pequeño arroyo la vereda se estrecha y nos interna en una zona de vegetación más espesa y cerrada.
 
Sendero junto al río Batuecas
     
 
A lo largo de éste tramo, en verano, disfrutaremos de una agradable sombra y podremos contemplar las múltiples pozas y pequeñas cascadas existentes en el río formando coquetas piscinas naturales con un agua completamente cristalina y donde si la temperatura acompaña y nos hemos traído el bañador podremos disfrutar de un relajante baño.
 
Bañistas en el río Batuecas
     
 
A la media hora de camino veremos que un sendero nos sale a la derecha y un cartel nos indica la subida al Canchal de Cabras Pintadas, el primer abrigo de pinturas rupestres que visitaremos. Nos desviamos del camino para tomar éste sendero y en cinco minutos llegamos al canchal que está protegido con una valla metálica, en él observaremos los restos de pinturas rupestres ayudados por un cartel informativo que nos ayuda a interpretarlas.
 
Canchal de Cabras Pintadas
     
 
Después de la visita a éste canchal bajamos de nuevo en busca del sendero que transcurre junto al río, y al cabo de otra media hora de camino nos encontramos con una nueva bifurcación a nuestra derecha y que en ésta ocasión nos lleva a visitar el Canchal del Zarzalón, otro abrigo de pinturas rupestres no tan bien conservadas como en el anterior de Cabras Pintadas, aunque también encontraremos un cartel informativo que nos ayudará a interpretarlas.
Concluída la visita a éste segundo canchal, en ésta ocasión no bajaremos en busca del río, sino que tomaremos un sendero que sale a izquierda del Canchal del Zarzalón que está señalizado con hitos (montoncitos) de piedra y que nos llevará hasta la cascada del Chorro.
 
Canchal del Zarzalón
     
 
El sendero transcurre ahora unos metros elevado sobre el río y pegado a la pared derecha del valle va llaneando sin ofrecer dificultad alguna, hasta que unos metros adelante desciende suavemente y nos obliga a atravesar un arroyo a partir del cuál comienza la parte más dura del recorrido y el valle comienza a girar suavemente a la izquierda.
 
Cruzando el arroyo
     
 
Tras cruzar el arroyo el sendero se empina y trazando varios zig-zags entre un bosque de alcornoques, encinas y pinos vamos ganado altura al río en un tramo perfectamente señalizado con hitos. Una vez superado éste tramo el bosque clarea y se nos abre una bonita panorámica del valle que venimos remontando y de los paredones rocosos del otro lado donde con suerte podremos ver algún buitre negro que aquí anida.
 
Paredones rocosos
     
 
El sendero sigue remontando el valle que ahora gira ligeramente a la derecha y por el ruido del agua comenzamos a intuir la presencia del Chorro que se encuentra escondido entre fresnos y alisos al que llegamos en un último esfuerzo tras dos horas y quince minutos de recorrido.
 
El Chorro de las Batuecas
     
 
No esperes encontrar una gran cascada. No es muy grande pero se encuentra en un aislado y bonito entorno. Lo tranquilo e inaccesible del lugar nos invita a descansar sentados en una piedra mientras escuchamos el continuo tintineo del agua y echamos mano al bocadillo que nos espera en la mochila. La vuelta la realizaremos en aproximadamente una hora y media por el mismo camino.
 
 
         
 
  Más fotos de esta ruta
 
 
 
 
 
Canchal de la Ceja Canchal de la Ceja Canchal de la Ceja Canchal de la Ceja Canchal de la Ceja Canchal de la Ceja
Río Batuecas Remontando el río Valle Batuecas Valle Batuecas Vuelta al Monasterio Vuelta al Monasterio
Canchal de la Ceja Canchal de la Ceja        
La Alberca La Alberca        
 
 
 
  Guía de servicios por la zona recomendados por Planetazul
 
         
 
sequeros.com   Casa Rural Las Verganchas  
ANÚNCIATE AQUÍ
GRATIS
¿Quieres que tu alojamiento, restaurante o negocio aparezca en Planetazul?
 
ANÚNCIATE AQUÍ
GRATIS
¿Quieres que tu alojamiento, restaurante o negocio aparezca en Planetazul?
Casas Rurales en Sequeros
Sierra Peña de Francia Salamanca
  Casa Rural
Las Verganchas

Montemayor del Río
Sierra de Béjar
Salamanca
   
 
         
         
         
 
Cuéntanos tu experiencia - Inserta un comentario a esta ruta
Puedes incluir detalles y consejos que creas de utilidad para otros senderistas
Nombre:
Email: (Sólo para contacto, no será publicado)
Mensaje:
 
 
  Comentarios  
   
Juan 06.Abr.2015 – 11:49
“Hola, la ruta es muy bonita y el paisaje espectacular. Muy recomendable, pero OJO, la dificultad para nada es baja, nosotros lo hemos hecho este fin de semana con la niña creyendo que era fácil como ponía, y no es para nada una ruta fácil para ir con niños. La catalogaría de un NIVEL INTERMEDIO mas bien para estos casos. ”
   
         
   
Placi 10.Abr.2013 – 19:16
“He estado en muchas ocasiones en este bonito Valle de Las Batuecas y he subido hata el chorro en cinco ocasiones. Cada vez que visito las Batuecas, parece que más me gusta, como bien explicas más arriba, llegar al Monasterio de San José, también conocido como el Monasterio del Santo Desierto y adentrarte por la parte izquierda del monasterio, pisando el binito entramado que forman las raices de los Alisos, ver los árboles centenarios, disfrutar de un chapuzón en el río, la inmensidad de su vegetación y la maravilla que te rodea, te puedes perder en el tiempo, si no vas pendiente del reloj corres el riesgo de que te anochezca y la bajada es mas incómoda, como te marcan el tiempo más o menos, calcula la hora de salida y hasta dónde puedes llegar sin que llege la noche. Lo digo por experiencia propia. Todo el recorrido por ésta carretera CC-201 es una maravilla, estoy seguro que pararás tu vehículo en varias ocasiones para poder deleitarte con los paisajes.”
   
         
   
Isidoro Ávila Hernández 04.Ene.2013 – 17:46
“La última vez que pasé por la curva que te desvía al monasterio bajaba de La Alberca, lo he visitado dos veces, recomiendo una visita y si se puede, pernoctar en el convento, luego ya se puede morir uno...”